Lo Último

A Laureano Márquez y su despedida del PAN.

Por: Ricardo Abud

Laureano Márquez nuevamente arremete  en contra de las políticas que implementa el gobierno nacional para combatir a las mafias que siguen sumando elementos a esta bizarra postura de grupos económicos del poder en nuestro país, hoy le toca defender a las panaderías con su “humor intelectual”. Menos no se podía esperar de este espantapájaros de la información.

En su carta que le escribe al “PAN” http://www.talcualdigital.com/Nota/138495/good-bye-pan-por-laureano-marquez, remonta  una retórica estéril y utiliza el verbo para convencer que los panaderos son los buenos, de manera vil pretende humillarnos y confundir con ese lenguaje rebuscado. Recuerda en su escrito el PAN de a locha y taxativamente pretende inducir subliminalmente al lector, que durante este gobierno el pan de a locha desapareció, no en los gobiernos de la cuarta república, para ese entonces nunca levanto su voz de protesta a través de sus bizarros escritos. 

El espantapájaros de  Laureano se hace algunas preguntas:

1.       ¿Por qué los panaderos se volvieron tan malas personas de repente?

2.       ¿Qué hace que te tengan tanto pánico, pan?

3.       ¿Qué motiva en ellos la insana pretensión de querer hacer cachitos, pan dulce, palmeras y cientos de otras creaciones diabólicas, enemiga tuyas?

En relación a tu primera pregunta puedo decirte, que si son muy malas personas, te recuerdo que el trigo es importado por el gobierno nacional, esto quiere decir que el estado venezolano ese que tanto criticas provee de trigo que  importa a esos panaderos a través de las canales de distribución y de procesamiento establecidos y enquistados durante muchos años en nuestro país, empresas privadas que se encargan del negocio Laureano  (Cargill, Monaca, Molvenca y Molcasa) y se han sumado de igual forma como otros empresarios a la guerra económica que tanto niegan ustedes que exista.  ¿Sabías tu Laureano que estas empresas bachaquean la distribución de la harina de trigo? Creando el caldo de cultivo para que tus amigos los panaderos especulen. Tus malandros Laureano son los que administran el negocio del pan en Venezuela, esos que todos se empeñan en llamar emprendedores o esa mal llamada esperanza productiva privada del país. El gobierno no produce pan en este país, son tus aliados. El gobierno importa el trigo, demás está decirte a precio subsidiado.

Manuel como tantos otros panaderos se han confabulado y  cartelizado  para producir pan en horarios puntuales, donde condicionan su venta,  es por ello que se hacen colas interminables para adquirir el producto, colas que al parecer tú no ves en las calles del país. Manuel como muchos panderos amigos tuyos revenden la harina.  El cuento de nunca acabar, es que no tienen harina de trigo, y en las supervisiones que han realizado las instituciones del estado, están abarrotadas de la harina que dicen no tener, demás está decirte que los precios son muy elevado para un pan canilla o campesino, ambos regulados por el estado venezolano, es más, esas presentaciones de pan dejaron de existir hace muchos tiempo, por eso malos y han dado rienda suelta a la imaginación para rebuscarse cualquier cantidad de nombre extravagantes para vender el mismo pan canilla y campesino 4 y 10 veces por encima del precio regulado.

Al pan no se le tiene miedo, resulta Laureano que tus otros amigos empresarios que producen la harina de maíz se sumaron a esta guerra económica  insana  hace mucho tiempo, es por ello que se buscaron alternativas de consumo, como la yuca (¿por cierto te gusta la yuca Laureano?)La papa y el pan, es por ello que tus amigos que defiendes vieron la posibilidad de obtener grandes ganancias económicas y comenzó la especulación con el pan en las presentaciones reguladas, desaparecieron y abrieron el grifo para crear otras presentaciones con incrementos muy altos.

La tercera pregunta es directamente proporcional a las dos anteriores, el negocio esta no en el pan regulado que se fabrica con el trigo que el gobierno provee a las empresas que lo procesan y distribuyen según ustedes, el negocio está en las nuevas presentaciones que hoy inventan con nombres despampanantes así como en la producción de esos cachitos de jamón y queso  que tanto añoras, ellos no han desaparecido Laureano, están en los mostradores con precios por encima de los dos mil bolívares hasta los tres mil bolívares depende de dónde te lo comas, el pan dulce así como el pan andino son incomparables por el alto costo que tienen, ni que decir una ambrosia que al parecer no te gusta, ni las acemitas, una ambrosia puede costar entre los 400 y 500 bolívares, la acemita está casi por el mismo precio. Ahora bien si quieres comerte un dulcito en la Versalles tienes que pagar 6000 mil bolívares. Si no hay harina ¿porque hay todos los subproductos que se derivan y producen en las panaderías,  obviamente son más caros, dejando sin opciones al consumidor.

Por otro lado no solo a las monjitas que fabrican las hostias se deberían encerrar, sino también a todo el alto clero venezolano, las razones tú las conocen mejor que nadie, son parte de la maldad que cada día ciernen sobre el pueblo venezolano desde lo alto de los pulpitos.

Por todo ello el gobierno en resguardo del pueblo venezolano implemento instructivo en resguardo, te las recuerdo Laureano:

-Se obligará al negocio que desde las seis (6) de la mañana haya producción de panes, los cuales a las siete (7) am deberán ya estar a la venta.

– Se garantizará que al final de cada jornada laboral debe quedar pan para el siguiente día.

– No deberá haber cobro de condicionados de los panes.

– El 90% de la materia prima debe destinarse a la venta de panes y solo el 10% será para cachitos dulces y otros derivados del trigo.

– No deberán tener más de 300 sacos de consumo al mes y deberá regularlas a 10 sacos diarios de consumo.

– No se permitirá discriminación dentro de las panaderías para las personas que van a comprar pan u otro producto.

– Estará prohibido el préstamo de materia prima entre las panaderías.

– Prohibirán el cobro de comisiones por utilizar puntos de ventas.

– El Aissami destacó que los dueños de las panaderías deben velar por el cumplimiento del plan productivo según su capacidad.

 “Las panaderías que incumplan con este instructivo serán ocupadas temporalmente y se las vamos a transferir a los CLAP”.

Como puedes ver Laureano, tus malos amigos pueden rectificar, de lo contrario se empoderara el poder popular de la fabricación del pan.

Ah… si quieres guardar unas rebanadas de pan en el CONGELADOR, estás en tu derecho porque Manuel y sus malas compañías es probable no te sigan vendiendo el pan sin cola, la canilla y el pan campesinos aparecerán por arte de magia. Reclámale a tus secuaces porque le niegan el pan al venezolano.


NO HAY NADA MÁS EXCLUYENTE QUE SER POBRE. 
Share on Google Plus

About Ricardo Abud (Chamosaurio)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario