Lo Último

¿Vientos de cambio en México? Líder opositor comienza a tender puentes en América Latina

Hace unos días, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), líder de la oposición mexicana y favorito en todas las encuestas de opinión para ganar la elección presidencial de 2018, realizó por primera vez un viaje a Sudamérica. El político tabasqueño visitó Chile y luego Ecuador, países donde se reunió en privado con los presidentes Michelle Bachelet y Lenín Moreno, respectivamente, para informar sobre lo que será su Nuevo Proyecto Alternativo de Nación, que será presentado públicamente el próximo 20 de noviembre.

RT reproduce en exclusiva la entrevista que Ariel Noyola Rodríguez realizó a Héctor Vasconcelos, diplomático mexicano de larga trayectoria, actual secretario de la Comisión de mexicanos en el exterior y asuntos internacionales del partido político Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) y uno de los colaboradores que participaron en la redacción de los capítulos sobre la política exterior del Nuevo Proyecto Alternativo de Nación que AMLO encabeza.

Vasconcelos conoce, como pocos en México, las entrañas de las relaciones de poder a escala mundial. Educado en varios centros educativos de alto calibre, cursó la licenciatura en Ciencia Política y Relaciones Internacionales en la Universidad de Harvard, la maestría en Historia Política en la Universidad de Cambridge y el doctorado en la Universidad de Oxford, se ha desempeñado además como cónsul de México en Boston (Estados Unidos) y embajador en Dinamarca, Noruega e Islandia.

Vasconcelos está convencido de que un asunto clave para el próximo Gobierno de México será construir una buena relación con Estados Unidos sin por ello dejar de defender la soberanía nacional. Juzga que durante las últimas tres décadas la política exterior de los Gobiernos mexicanos ha gravitado solamente en torno a Washington. En contraste con esta tendencia, apunta quien es hijo de José Vasconcelos (responsable de la creación de la Secretaría de Educación Pública), un Gobierno encabezado por MORENA buscará profundizar los lazos históricos de México con los países latinoamericanos.

Ariel Noyola Rodríguez (ANR): En primer lugar, quisiera que me platicara un poco sobre los principios fundamentales de MORENA en relación a la política exterior de México.

Héctor Vasconcelos (HV): Nosotros pensamos que México no debe tener una política exterior protagónica por una razón esencial: la tarea primordial de un Gobierno encabezado por MORENA será arreglar los asuntos nacionales. Hay tantos problemas, y son de tal gravedad, que pensamos que un Gobierno de MORENA debe estar enfocado en las cuestiones internas. Y una vez que hayamos puesto nuestra casa en orden, entonces nos abriremos más hacia el mundo. Estamos en contra de grandes protagonismos en el exterior y falta de resolución de cuestiones interiores, como bien dice un famoso refrán: "No seas candil de la calle y oscuridad de la casa".

Por otro lado, respetamos mucho no intervenir en los asuntos internos de otras naciones. Es uno de los principios esenciales de la política exterior mexicana, así ha sido tradicionalmente. Si usted no interviene en otros países, entonces puede exigir lo mismo. Sobre todo para un país como México, que tiene la cercanía geográfica de países tan poderosos en el Norte. Y como nos interesa mucho que estos países no intervengan en nuestras cuestiones internas, tenemos que enarbolar el principio de tampoco intervenir en ninguna otra parte del mundo.

Otro eje clave es la búsqueda de alianzas con países que tengan economías complementarias a la mexicana. Tratar de diversificar nuestras relaciones económicas con el mundo, no estar centrados, como en las últimas décadas, casi exclusivamente en Estados Unidos y Canadá.Hay más regiones en el mundo, por ejemplo, Asia-Pacífico. China y la India ofrecen otras alternativas. Buscaremos puntos de convergencia con otras naciones a efecto de promover un sistema internacional mucho más equilibrado, tanto en lo político como en lo económico.

Hay otra cuestión fundamental respecto a Estados Unidos. Por nuestra localización geográfica, gran parte de la política exterior de México, inevitablemente se refiere a nuestros vecinos del Norte. En cuanto a esto, MORENA busca una alianza para incentivar el desarrollo económico en México. En los últimos años se ha venido hablando de alianzas con Estados Unidos para la seguridad, el combate al narcotráfico y el crimen organizado, y desde luego que todas estas son tareas en las que hay que seguir trabajando conjuntamente, pero también creemos que hay que buscar una relación económica que promueva el desarrollo que, en el fondo, conviene también a Estados Unidos.

Es necesario que en Estados Unidos entiendan que les conviene que México sea un país próspero y estable, sin crisis económicas y políticas y, además, con desarrollo. Esta es la manera de resolver el problema de las migraciones. Si México ofreciera más trabajo a sus ciudadanos, no tendrían que emigrar. No tendrían que salir hacia el Norte en búsqueda de las opciones de trabajo que México no les ofrece. Sin duda, la política migratoria es un tema fundamental y hay que tratar de resolverlo, pero no se solucionará a través de muros y acciones policiacas, sino a través de la promoción del desarrollo económico de México.



 Un tercer eje, que tiene que ver con la relación bilateral con Estados Unidos, es la defensa enfática de la soberanía nacional. Y no es un elemento retórico, puesto que constantemente se presentan en la relación bilateral México-Estados Unidos situaciones donde se corre el riesgo de vulnerar las decisiones soberanas de México. En este sentido, nosotros tendremos como un eje clave de la política exterior la defensa de la soberanía del país ante cualquier nación del mundo.

ANR: Ahora me gustaría pasar al primer viaje de AMLO a Sudamérica. La semana pasada visitó primero Chile y después Ecuador, donde se reunió con los mandatarios de estos dos países. Tengo la impresión que se trata de países de bajo perfil en este momento, quiero decir, no son países de grandes relaciones económicas con México como sí lo son Argentina y Brasil ¿Por qué entonces AMLO habrá elegido visitar Chile y Ecuador y no otros?

HV: Desde hace muchos años se había venido diciendo que AMLO casi no viajaba. Pero en realidad él empezó a viajar desde hace bastante tiempo, yo mismo lo he acompañado a Estados Unidos innumerables veces; estuvimos también en España hace como cinco años cuando fue invitado por la Fundación Ortega y Gasset. Lo cierto es que AMLO ha venido incrementado sus visitas a muy diversos países. Ha viajado principalmente a Estados Unidos porque es el país donde viven millones de mexicanos, muchos de ellos en una situación muy precaria. Durante los últimos meses, AMLO ha tratado de ofrecer a nuestros connacionales una solidaridad moral y práctica.

En el caso de Sudamérica, pienso que AMLO empezó por estos dos países (y es mi opinión personal, no estoy hablando en su nombre, ya él hará sus propias declaraciones), porque son Gobiernos progresistas y, algo muy importante, electos democráticamente. Todos conocemos la historia de Chile a lo largo de las últimas décadas, un país que padeció una feroz dictadura de derecha pero que luego restableció la democracia y que, desde ya hace un buen número de años, ha logrado sobrevivir con instituciones democráticas y con políticas económicas que pudieron no haber resuelto la totalidad de los problemas, pero que sin lugar a dudas produjeron avances importantes. En fin, la chilena es hoy una sociedad democrática: la oposición encuentra cauces institucionales que son respetados por los distintos Gobiernos que se han sucedido a partir de la dictadura pinochetista.



Y en el caso de Ecuador, de igual manera, el actual presidente Lenín Moreno fue electo a través de un proceso normal, democrático, y también se trata de un Gobierno de corte progresista. Estas son, a mi juicio, algunas de las razones por las cuales estos países fueron elegidos como destinos en estos primeros viajes de AMLO por el Cono Sur. Como todos sabemos, hay otros países donde la situación política interna en la actualidad es, digamos, bastante inestable. Entonces quizá no sea un momento adecuado para acudir a aquellos países donde existen graves desacuerdos internos.

ANR: Ecuador forma parte del bloque de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), un bloque de países que se caracteriza por implementar políticas de redistribución del ingreso y oponerse a muchos de los lineamientos de la política exterior estadounidense. En contraste, Chile forma parte junto con Colombia, México y Perú, de la Alianza del Pacífico, una iniciativa de integración regional que sigue al pie de la letra políticas económicas de ajuste, y mantiene relaciones de subordinación respecto a Washington ¿A su juicio, con base en los principios de la política exterior de MORENA, un Gobierno encabezado por AMLO estaría más cercano a los posicionamientos del ALBA, o de la Alianza?

HV: No quisiera meterme a hablar de las alianzas y contraalianzas que hay en América Latina. AMLO no es todavía el Jefe del Estado mexicano. Es decir, él va a título personal, y como líder de un partido político de oposición. El objetivo de estos viajes no es intervenir en la política regional o local de ningún país latinoamericano.

AMLO cree profundamente en el principio de no intervención en los asuntos internos de otros países. Él acude a estos países para informar sobre MORENA, el crecimiento que ha registrado como partido político y de la situación que se vive en México.

ANR: De cualquier manera, ¿Le están tomando el pulso político a AMLO, no? Y viceversa, a través de los encuentros cara a cara con los mandatarios sudamericanos, AMLO podrá formarse una idea mucho más clara sobre el panorama regional…

HV: Sí, por supuesto. Y ya cada quien podrá dar la interpretación que guste. Pero AMLO va a hablar básicamente sobre la situación de México, lo cual suscita un gran interés en otros países. En varias ocasiones, yo he viajado en su representación a algunos eventos, conferencias internacionales o incluso tomas de posesión, y me consta que hay un gran interés por escuchar nuestro punto de vista también. Evidentemente, el punto de vista gubernamental lo tienen a través de los distintos representantes diplomáticos de México. Está claro que en muchos países hay un enorme interés por conocer nuestro punto de vista, como MORENA.

ANR: De nuevo, en relación a estos viajes de AMLO a Chile y Ecuador, ¿podríamos interpretarlo quizás como un deseo de su parte por voltear de nuevo hacia América Latina? ¿Está AMLO interesado realmente en tender puentes con los países del Cono Sur?

HV: Eso sí lo creo yo absolutamente. En MORENA tenemos un enorme interés en recuperar nuestros lazos históricos y culturales con América Latina. Desde mi punto de vista, los países latinoamericanos han sido un tanto dejados a un lado, abandonados por la política exterior mexicana, por este énfasis que han tenido las últimas generaciones de tecnócratas que han gobernado México desde principios de década de 1980, desde la presidencia de Miguel de la Madrid, siempre con un énfasis hacia todo lo anglosajón, hacia los países y las instituciones financieras internacionales.

Es un grupo compacto, muchos de ellos han sido educados en Estados Unidos (lo cual es mi caso también, pero yo no comparto los puntos de vista de estos tecnócratas), ellos sienten que solamente lo que ocurre en ciudades como Washington, Nueva York o Londres es importante. Pero en relación a todo lo demás, yo creo que hasta sienten desprecio. No es el caso nuestro, nosotros tenemos el mayor respeto y queremos fortalecer nuestros vínculos históricos con América Latina.

ANR: Usted me comentaba que uno de los principales objetivos de AMLO, si se convierte en presidente de México, será la construcción de una relación de respeto mutuo con Estados Unidos, en la que siempre se pondrá por delante la defensa de la soberanía nacional. Sin embargo, salta a la vista el espionaje de Estados Unidos sobre los Gobiernos mexicanos, los grandes beneficios que han obtenido las corporaciones estadounidenses ante el desmantelamiento de Petróleos Mexicanos (PEMEX). Pero voy todavía más lejos, en abril, el propio secretario de Seguridad de la administración Trump, John Kelly, declaró que para Estados Unidos no sería para nada conveniente tratar con un Gobierno de izquierda en México ¿En serio es posible construir una relación respetuosa y de mutuo beneficio con Washington?

HV: Mire usted, creo que es muy impredecible saber qué es lo que va pasar en Estados Unidos. Como todos podemos observar, cotidianamente el actual Gobierno enfrenta tal número de problemas y crisis, que es muy difícil prever cuál será la situación política en Estados Unidos en año y medio, que es cuando tomará posesión el nuevo Gobierno de México.

Dentro de la propia administración Trump hay distintas facciones, los pesos y contrapesos dentro del Gobierno norteamericano a veces cambian en una sola semana, las últimas dos semanas hemos visto cambios muy importantes en la propia Casa Blanca. Entonces, adelantarnos ahora a prever cómo será la relación con el Gobierno norteamericano en año y medio, creo que es prematuro.

Lo que sí le puedo asegurar es que MORENA buscará, si estamos en la presidencia a partir de diciembre de 2018, una relación basada en principios. Nosotros somos un partido de principios, gente de principios, no vamos a la deriva ni con ocurrencias, y tampoco respondiendo solamente a situaciones inmediatas. Todo se hará sosteniendo el principio del más irrestricto respeto a la soberanía de México pero a la vez, de una búsqueda de una buena relación con Estados Unidos.

Este es un concepto clave para nosotros, tampoco queremos un enfrentamiento, queremos defender la soberanía nacional, pero no queremos enfrentarnos con Estados Unidos. Lo dijo ayer AMLO, queremos convencer al presidente de Estados Unidos de la conveniencia mutua de llegar a acuerdos para el desarrollo económico. Más allá del crecimiento (beneficios para el capital), queremos desarrollo, un modelo económico que sea incluyente con todas las capas de la sociedad mexicana.

ANR: Pero observemos lo que ha sucedido durante los dos mandatos del expresidente Barack Obama, y ahora bajo el Gobierno de Trump, si hacemos un balance en retrospectiva ¿Hasta la fecha usted cree realmente que hay evidencias para poder afirmar que los Gobiernos en Estados Unidos han estado de verdad interesados en incentivar el bienestar y desarrollo de México?

HV: Lo que pasa es que hay sectores en Estados Unidos que ven claramente la conveniencia, aun para ellos, de que México sea un país próspero y estable y con Gobiernos legítimos, este es otro elemento muy importante. Si el próximo Gobierno mexicano es el resultado de elecciones que tengan credibilidad, eso le conviene a Estados Unidos.

ANR: Sin embargo, también hay sectores en Estados Unidos que obtienen grandes beneficios cuando le va muy mal a México y que en este momento dictan muchas de las decisiones que toma el Gobierno de Trump. Un ejemplo son los bancos de Wall Street, que lavan dinero de los cárteles de la droga y el crimen organizado; otro ejemplo son las empresas estadounidenses que se dedican a la venta de armas…

HV: Bueno, eso ha sido tradicionalmente histórico. Es cierto, salvo que la situación norteamericana es muy diversa, y sí creo que hay sectores económicos y dentro de la política que entienden que la realidad es más compleja que eso, que en el fondo, en el largo plazo, a Estados Unidos tampoco le conviene ser el 'policía del mundo'. En los países donde Estados Unidos intenta presentarse como el 'policía del mundo', como en los del Medio Oriente por ejemplo, todo termina en un auténtico desastre, pasa el tiempo y la situación es quizás cada vez peor.

Bueno, pues eso es el resultado precisamente de cuando esos sectores de Estados Unidos que usted menciona dominan. Por eso, insisto, si los poderes fácticos imponen al próximo presidente de México, eso no le conviene a nadie. En caso de imponerlo, esto llevaría a situaciones muy amenazantes, incluso para Estados Unidos. Entonces, tenemos que convencerlos de que un Gobierno salido de las urnas, un Gobierno con legitimidad conviene a todo el mundo.

ANR: Embajador, de verdad muchas gracias por haberme concedido entrevista, ha sido muy interesante escucharlo.

Ariel Noyola Rodríguez

Economista egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Integrante del Centro de Investigación sobre la Globalización, Global Research, con sede en Montreal (Canadá). El Club de Periodistas de México lo ha galardonado en dos ocasiones con el Premio Nacional de Periodismo en la categoría de Mejor Análisis Económico y Financiero.

Twitter: @noyola_ariel.

Share on Google Plus

About Ricardo Abud (Chamosaurio)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario