Lo Último

Saldo blanco, destierran al flagelo del doping del Mundial de Rusia

 Desde hace varias décadas, la excesiva mercantilización del deporte creó un monstruo de mil cabezas: el doping. Sin embargo, el Mundial de fútbol de Rusia-2018 puede presumir hoy de limpieza total, de saldo blanco.

De acuerdo con la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), más de mil 500 participantes fueron requeridos por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) antes y durante la Copa y ninguno dio positivo al consumo de sustancias prohibidas.

Para el balompié es un logro mayúsculo, inmenso, en una era marcada con letra escarlata por el flagelo del doping en muchos e importantes deportes como el atletismo, el ciclismo, la halterofilia y el béisbol, entre otros.

El saldo blanco de Rusia es un logro mayúsculo para los organizadores y la FIFA, sobre todo porque la cantidad de jugadores citados a hacerse pruebas es la mayor de la historia en copas del mundo.

La campaña antidopaje llevada a cabo este año ha sido la mayor nunca realizada durante un Mundial de la FIFA. Tras conocerse el nombre de todas las selecciones clasificadas para la fase final, se preparó un plan de distribución de controles basado en un análisis de riesgos, explicó el ente rector del fútbol, en un comunicado.

Ratificó además que 'todos los futbolistas participantes en la edición de este año se sometieron a controles sin previo aviso antes de la competición; durante la competición, se realizaron análisis sistemáticos, que incluyeron controles posteriores a los partidos y otros que tuvieron lugar en jornadas de descanso'.

De esa manera, el balompié continúa siendo un ejemplo para el resto de los deportes porque con el paso del tiempo disminuyen los casos de consumo de sustancias prohibidas, al punto que en la tierra de los zares nadie infringió las reglas -o al menos nadie fue detectado.

El caso de doping más famoso de la historia de los mundiales fue, sin duda, el de Diego Armando Maradona en 1994, cuando fue separado de la selección de Argentina por consumo de Efedrina, por lo cual recibió una sanción de 15 meses alejado de las canchas.

Me cortaron las piernas, dijo entonces, a modo de frase célebre, el mítico 10 de la Albiceleste, quien jamás aceptó la culpa y aprovechó aquella coyuntura para anunciar su retiro de la selección nacional.

En Rusia, por estos días, se vive un ambiente de limpieza absoluta, el Mundial de fútbol entra en su etapa definitiva con el doping desterrado de las canchas y los vestuarios.

Mañana Inglaterra y Bélgica, los perdedores de las semifinales, rivalizarán en el partido de consuelo por el tercer lugar, y un día más tarde la sorprendente Croacia y Francia dirimirán la corona en la finalísima del certamen.

Por término medio, cada jugador de los cuatro equipos semifinalistas ha sido controlado en 4.41 ocasiones desde enero, y algunos de ellos se han sometido hasta a 8 pruebas, reveló FIFA en un comunicado.

Si en esos dos partidos la AMA no detecta a ningún tramposo, entonces Rusia podrá gritar a los cuatro vientos que su Mundial estuvo signado por el respeto absoluto a los cánones esenciales del juego limpio.

Por Yasiel Cancio Vilar

tgj/yas
Share on Google Plus

About Ricardo Abud (Chamosaurio)

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario